sábado, 16 de abril de 2016

Señor ten Misericordia por Ecuador...


Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre.
Amén.

Salmo 23

El Señor es mi pastor, nada me falta.
En prados de hierba fresca me hace reposar,
me conduce junto a fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.

Me guía por el camino justo,
haciendo honor a su Nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso,
ningún mal temeré,
porque Tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.
Me preparas un banquete
en frente de mis enemigos,
perfumas con ungüento mi cabeza
y mi copa rebosa.

Tu amor y tu bondad me acompañan
todos los días de mi vida;
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Santa Mariana de Jesús, "Heroína de la Patria"

Santa Mariana de Jesús Paredes y Flores
"Heroína de la Patria"

En 1645 hubo en Quito, Ecuador un gran Terremoto, que causó muchas muertes por una terrible epidemia, que tenía aterrorizada a la ciudad...


Un Padre Jesuita dijo en un Sermón:

Dios mio: "Yo te ofrezco mi vida para que se acaben los terremotos".

Pero Mariana exclamó:
"No, señor. La vida de este sacerdote es necesaria para salvar muchas almas. En cambio yo no soy necesaria... te ofrezco mi vida para que cesen esos terremotos"

La gente se admiró de esto, y aquella misma mañana ella empezó a sentirse muy enferma, y murió el 26 de Mayo de 1645.


Dios le tomó la palabra... y ya no se repitieron los terremotos y no murió más gente por ese mal.

Por eso el Congreso del Ecuador le dio en 1946 el Título de "Heroína de la Patria"


Se la venera cada 26 de Mayo, el Papa Pío IX la declaró Beata, y en 1950 el Papa Pío XII la Santificó.


Santa Mariana de Jesús Paredes y Flores "Heroína de la Patria"

Santa Mariana de Jesús Paredes y Flores
"Heroína de la Patria"

En 1645 hubo en Quito un gran Terremoto, que causó muchas muertes por una terrible epidemia, que tenía aterrorizada a la ciudad...


Un Padre Jesuita dijo en un Sermón:

Dios mio: "Yo te ofrezco mi vida para que se acaben los terremotos".

Pero Mariana exclamó:
"No, señor. La vida de este sacerdote es necesaria para salvar muchas almas. En cambio yo no soy necesaria... te ofrezco mi vida para que cesen esos terremotos"

La gente se admiró de esto, y aquella misma mañana ella empezó a sentirse muy enferma, y murió el 26 de Mayo de 1645.


Dios le tomó la palabra... y ya no se repitieron los terremotos y no murió más gente por ese mal.

Por eso el Congreso del Ecuador le dio en 1946 el Título de "Heroína de la Patria"


Se la venera cada 26 de Mayo, el Papa Pío IX la declaró Beata, y en 1950 el Papa Pío XII la Santificó.